¿Cómo desatascar el inodoro? Trucos caseros

Un inodoro atascado es un percance bastante común en los hogares, pero no por ello menos desagradable y molesto. Convine ponerle reparo antes de que la obstrucción empeore y requiera aplicar soluciones drásticas. Tan pronto notes que al agua del inodoro baja con dificultad es aconsejable que tomes cartas en al asunto y apliques alguna de los trucos caseros que a continuación te presentamos.

Con frecuencia los inodoros se atascan porque se ha tirado una cantidad importante de papel higiénico por la tubería, o el volumen de desechos es considerable. Pero también puede deberse a la presencia de objetos extraños que por accidente o descuido han caído en el inodoro y obstruyen las tuberías de desagüe.

Si el inodoro no descarga correctamente tras haber jalado la cadena, no la jales de nuevo, porque el agua podría desbordarse. Por el contrario, retira la tapa del tanque del inodoro y cierra la trampa.

Antes de comenzar a trabajar cubre el suelo con periódico o papel de cocina para absorber cualquier líquido que pueda caer. Esto facilitará enormemente la limpieza después de realizado el desatasco. Si percibes olores fétidos, abre bien las ventanas y enciende un ventilador para airear el cuarto de baño.

Utiliza guantes de caucho para evitar el contacto con residuos fecales y prevenir enfermedades.

La mayoría de estas técnicas funcionan para destruir tapones de origen orgánico. Si sospechas que un juguete de tu hijo ha caído en el inodoro y es el causante del atasco, es preferible que llames de inmediato a un fontanero de confianza que podrá realizar el desatasco con herramientas especializadas sin poner en riesgo tu instalación sanitaria.

Utilizar un desatascador en el inodoro

Con un desatascador de goma se puede intentar liberar el paso del agua, para que el inodoro funcione correctamente. Esta herramienta doméstica, infaltable en cualquier hogar, puede desobstruir una tubería atascada por exceso de papel higiénico o residuos.

Pero usarla, como todo, tiene su truco. Es importante que se ajuste muy bien la copa de goma sobre el agujero de la taza del inodoro, cerciorándose de que se cree un sello hermético. Para mejores resultados es aconsejable utlizar un desatascador de reborde, también llamado desatascador de bola, porque se adapta mejor a la forma del orificio del inodoro y ejerce mayor poder de succión. Un truco eficaz es sumergir el desatascador en agua caliente antes de usarlo. Esto ablandará la goma y le permitirá moldearse mejor al orificio del inodoro y crear un sello.

Al aplicar presión sobre el émbolo, con movimientos rápidos hacia arriba y hacia abajo, este aplica vacío en el orificio del inodoro, aflojando el tapón que impide el paso del agua. Notarás como disminuye el nivel del agua, pero si no se descarta completamente, tendrás que repetir el proceso.

Para comprobar si se ha desatascado el inodoro deberás verter un poco de agua en él. No bajes la palanca, porque si aún está obstruido podrá desbordarse el agua. Agregála poco a poco con una cubeta o levanta la tapa del inodoro y separa lentamente el sello del tanque, sin abrirlo completamente.

Si el inodoro se desagua normalmente quiere decir que la obstrucción se ha eliminado. En caso contrario deberás repetir el procedimiento. Pero si el atasco es más severo, tendrás que aplicar otros métodos.

Hace unos meses se hizo viral un video de youtube donde se explicaba cómo conseguir un efecto similar al del desatascador de inodoros con un trozo de plástico. No es algo que hayamos comprobado, pero el principio básico es muy simple. Se trata de utilizar un plástico grueso para cubrir la parte superior de la taza del inodoro y fijarla con cinta aislante, sin permitir que pase al aire. A continuación de debe tirar de la cadena y empujar el plástico hacia abajo para lograr ese efecto de succión. La fuerza del agua sería la responsable del desatasco.

¿Cómo desatascar un inodoro con un taladro de inodoro?

Los taladros de inodoro o retrete son bobinas largas de alambre flexible que se introducen en el hueco del inodoro y pueden adaptarse a sus curvas, para llegar hasta el lugar donde se encuentra el atasco. La punta de los taladros de inodoro termina en una espiral cerrada que gira y es controlada por una manivela que está en el extremo opuesto de la herramienta. Debes procurar que la punta de la serpiente penetre lo más posible en la tubería, para que alcance efectivamente el tapón y no cause daños en la taza del inodoro. Conforme giras la manivela debes empujar hacia abajo, para que la cabeza de la serpiente pueda romper el tapón.

Gira la manivela en el sentido de las agujas del reloj y empuja hasta que te topes con el atasco. Notarás que es más difícil accionar la manivela y es entonces cuando tendrás que girarla en sentido contrario, para que la cabeza de la serpiente pueda trabarse con el objeto que causa la obstrucción. En la mayoría de los casos lograrás liberar el atasco y empujar los pequeños restos hacia la tubería, pero en ocasiones también será posible retirarlos, gracias a que el escombro se traba en la cabeza de la serpiente. De ser así, debes halar con cuidado para extraerlo.

Bicarbonato y vinagre para desatascar

Otro truco casero para desatascar el inodoro consiste en utilizar bicarbonato y vinagre para desintegrar el tapón. Lo primero que debes hacer es verter media taza de bicarbonato de sodio en el desagüe. Seguidamente añade media taza de vinagre. Notarás que se produce una reacción efervescente. Deja actuar la mezcla unos 20 minutos y a continuación agrega tres litros de agua caliente. Es importante que el agua no esté hirviendo y que su temperatura no exceda en ningún caso a la de un té caliente, ya que podría agrietar la porcelana.

Para lograr una mayor presión de agua, viértela desde la altura de tu cintura, y no desde el borde del inodoro. Así penetrará con más fuerza y ayudará a eliminar el atasco.

Si no consigues el resultado esperado y por el contrario pareciera que ha empeorado, ayúdate con un émbolo y achica el agua. Puedes aplicar nuevamente la solución, repitiendo paso a paso el proceso hasta que el agua corra con normalidad.

Pero en ocasiones ninguna de estas alternativas será exitosa y tendrás que llamar a un fontanero experto que con herramientas especializadas pueda poner fin al problema.

En cualquier caso evita utilizar productos químicos para desatascar el inodoro porque puede dañar las tuberías y generar filtraciones o problemas mayores. Muchos de estos productos generan calor a causa de reacciones químicas producidas por el contacto con el agua. Esta elevación de la temperatura puede dañar el inodoro y las tuberías conectadas a él. Además representan un riesgo ambiental, pues las aguas residuales pueden filtrar hacia los terrenos esas sustancias tóxicos y contaminantes.

¿Cómo evitar atascos en el inodoro de la casa?

La mejor forma de prevenir los atascos en el inodoro es teniendo cuidado de no tirar en él objetos que no puedan degradarse. Por el desagüe del inodoro puede descartarse el papel higiénico, pues este se deshace fácilmente, pero no sucede igual con otros materiales de aseo.

Evita tirar en el inodoro:

  • Toallitas húmedas
  • Bolas de algodón.
  • Colillas de cigarrillos.
  • Preservativos
  • Medicamentos
  • Tiritas e hilo dental.
  • Pinturas y disolventes.
  • Grasas y aceites.
  • Arena para gatos.
  • Compresas, tampones y pañales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *